Muchas veces tanto profesionales como gente de nuestro alrededor nos recomienda el uso del cepillo eléctrico pero, ¿sabemos que tipos de cepillos eléctricos existen?

El cepillado dental es fundamental para la higiene dental y es importante tener nociones y saber elegir bien el cepillo que vamos a usar para llevarlo a cabo. Además es importante tener en cuenta que lo deberemos complementar siempre con el uso de hilo dental y/o los cepillos interproximales.

Existen dos modelos de cepillos eléctricos y lo que les diferencia es el tipo de movimiento que hacen:

  • Rotatorio o rotativo: Es el más conocido y suele tener un cabezal redondo que realiza unos movimientos de oscilación rotatoria a una velocidad aproximada de entre 5600 y 8800 movimientos por minuto.

Su cabezal redondo permite llegar a todos los recovecos de la boca y eliminar la placa cuidando la encía.

Este tipo de cepillo es ideal para personas que sufren artritis o temblores ya que su uso es fácil y controlado, el usuario solo debe mover el cabezal alrededor de los dientes mientras el cepillo hace su trabajo.

  • Sónico o ultrasónico: Como indica su nombre este tipo de cepillo alcanza una velocidad de entre 31000 y 62000 movimientos por minuto y gracias a sus ondas elimina la placa. Es un cepillo ideal para cepillar los lugares más recónditos de la boca ya que sus ondas trabajan en todos los rincones.

Se caracteriza porque gracias a sus ondas envía partículas de oxígeno a la saliva que favorecen la no proliferación de las bacterias de la boca.

Es ideal para pacientes con brackets.

Además de las múltiples ventajas que proporcionan, tanto el uno como el otro suelen llevar potentes baterías que harán que los puedas usar durante varios días sin necesidad de carga.

Son perfectos tanto para niños como para gente mayor ya que funcionan de manera fácil y, como ya hemos mencionado, el usuario solo tiene que ir guiándolo entre los dientes.

Según que marcas o modelos incorporan mecanismos como temporizadores o sensores de presión que ayudan a que nos cepillemos durante 2 minutos o que no hagamos demasiada fuerza al cepillarnos y así nuestras encías no sufran.

Además de los cepillos existen cabezales diferentes que permiten utilizar un mismo cepillo para varios usuarios. Hay gran variedad de cabezales según sus cerdas, su forma o su función (para limpiar brackets, más suaves para usar tras cirugías…).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario