Clínica Dental especialista en Endodoncias en Barcelona

La endodoncia o tratamiento de conductos, también conocido como ‘matar el nervio’ es un tratamiento conservador que se realiza cuando una pieza tiene una caries tan grande que afecta a los nervios del diente.

Es un tratamiento muy común y prácticamente indoloro. Los síntomas que sugieren la necesidad de un tratamiento de conductos son:

– Dolor y sensibilidad espontánea
– Sensibilidad al frío y al calor
– Dolor a la masticación

 

Es posible que también se deba proceder a hacer una endodoncia tras sufrir un traumatismo en el diente que haga que este se fracture o pierda su vitalidad.

Pedir cita Online

Antes de hacer la endodoncia el doctor valorará mediante radiografías y pruebas de vitalidad la necesidad de hacer o no el tratamiento.

Si el diente está infectado, tiene un absceso o una gran caries,  el dentista comienza con la desinfección de los conductos radiculares con fármacos y eliminando el nervio.

Normalmente se requieren dos visitas para terminar la endodoncia, en la primera el dentista hace la apertura cameral, elimina la caries causante del dolor y localiza el o los nervios. Una vez localizados va pasando unas limas e irrigando los conductos para limpiar y desinfectar el tejido muerto. Se realiza una limpieza tanto mecánica como química.

Cuando los conductos ya están limpios se procede a obturarlos con gutaperchas (unos conos radiopacos de un material derivado del caucho).

Finalmente la pieza queda tapada con un material provisional para que no se infecte y se controla durante unos días para comprobar que no da molestias.

En una semana aproximadamente se podrá proceder a hacer la reconstrucción con un material definitivo o a preparar la pieza para que pueda llevar una corona en caso de que se haya debilitado.

En el caso de que el diente presente infección es posible que se deba colocar un medicamente y el procedimiento pueda alargarse. Será el dentista quien determine las visitas que necesitará para terminar el tratamiento.

Tanto como para el diagnóstico como durante todo el procedimiento el doctor irá haciendo radiografías para valorar el estado del diente.

La endodoncia es un tratamiento conservador ya que al realizarlo evitamos la extracción de la pieza y alargamos la vida de nuestro diente.

Para realizar una buena endodoncia es necesario precisar de tecnología vanguardista que nos permitirá agilizar el proceso y ser más precisos. Es por esto que para realizar las endodoncias utilizamos instrumentación rotatoria, equipos de radiología intrabucales y cámaras intraorales.

¿Qué es y por qué se realiza una endodoncia?

Una endodoncia es uno de los procedimientos más comunes que se realiza en el dentista. Es un tratamiento que permite salvar piezas dentales, reduciendo los casos de extracción. Para garantizar su salud bucal, puede recurrir a profesionales en endodoncia en Barcelona y someterse a este proceso, totalmente seguro.

Pero, ¿en qué casos es necesaria la endodoncia? ¿Y en qué consiste exactamente? Veamos cuáles son las causas que llevan a realizar una endodoncia Barcelona.

Endodoncia en Barcelona: ¿qué es, y cuáles son las causas?

Este término es bien conocido dentro y fuera del mundo de la odontología. Sin embargo, no todo el mundo fuera del dentista sabe qué es exactamente una endodoncia, aunque se trate de un procedimiento tan sencillo como rutinario.

Una endodoncia, o tratamiento de conductos, es un procedimiento que actúa en el interior del diente. El objetivo principal de este proceso es el de salvar piezas dentales, conservando la pieza, el hueso, la encía y su funcionalidad. Para ello, en la endodoncia se extirpa la pulpa dental, que posteriormente se rellena para luego sellar la cavidad pulpar.

Si la endodoncia se realiza correctamente, supone la eliminación de tejido infectado de la parte inferior del diente para sustituirlo por un material inerte que acaba con la infección e insensibiliza la pieza dental.

La endodoncia es una técnica exigente que requiere de personal cualificado, pero estos profesionales la realizan como un proceso rutinario que, aunque suene complicado, en realidad decenas de pacientes se someten a una endodoncia diariamente con éxito.

¿Por qué se realiza una endodoncia?

Si debes someterte a una endodoncia, es porque te han diagnosticado una caries muy profunda en alguna cavidad dental, que puede inflamar o incluso eliminar la pulpa dental. También es posible que esto ocurra porque hayas sufrido traumatismos, erosiones, abrasión o desgaste de piezas dentales.

Ya que la pulpa dental es donde se encuentran los nervios y vasos sanguíneos del diente, su inflamación y/o eliminación supone un intenso dolor. Este dolor, además, puede agravarse con el calor, el frío, en determinadas posturas y mientras se come y bebe.

En el caso de que necesites una endodoncia en Barcelona, no te preocupes: es un proceso exitoso que eliminará ese intenso dolor de una vez por todas. En el momento de la operación se te aplicará anestesia en la zona afectada y a su alrededor, y entonces se procederá a la cirugía.

En este momento, se realizará una apertura y aislamiento de la pieza, haciendo un agujero en la corona del diente para extraer la pulpa. Hecho eso, se procederá a la conductometría e instrumentación para limpiar los conductos, y posteriormente a la obturación, que es la fase de sellado del diente.

¿Qué ocurre después de la endodoncia?

Una vez realizada la operación con éxito, conviene realizar un control y seguimiento para garantizar que todo va según lo previsto. Por medio de radiografías y revisiones periódicas, el dentista corroborará que la endodoncia ha salido según lo previsto.

Si necesitas realizarte una endodoncia en Barcelona, consulta con los mejores profesionales para garantizar que te liberarás de ese dolor de muelas de forma definitiva.