Cuando cambiar cepillo dientesNuestros cepillos de dientes no están únicamente en contacto con nuestra boca sino que también sufren los contrastes del ambiente en el que se encuentran: el baño.

Los cepillos se pueden ver alterados por la temperatura, la humedad y en ocasiones pueden estar en contacto con cepillos de otros familiares que pueden contener otras bacterias.

¿Cuándo debo cambiar mi cepillo de dientes? Es importante cambiar el cepillo de dientes cada tres meses. En el caso de los usuarios que ejercen mucha fuerza y ven que las cerdas del cepillo están dañadas deben cambiar el cepillo antes.

El cepillo debe cambiarse no solo por el desgaste de las cerdas sino también por la acumulación de bacterias y hongos.  El acumulo de microbios puede traer consecuencias negativas para nuestra salud.

Tenemos que tener en cuenta que cada vez que nos cepillamos los dientes tenemos que limpiar bien los restos que puedan quedar en nuestro cepillo y sacudirlo para evitar los restos de agua y en general la humedad, que ayuda a que los hongos proliferen.

Te puede interesar: Guía para elegir cepillo de dientes

Es necesario no cubrir el cepillo para evitar que acumule humedad. Si por ejemplo lo tapamos con un capuchón le costará más secarse y es posible que acumule agua que ayude a que los microorganismos se reproduzcan.

Un truco para saber cuando toca cambiar el cepillo es hacerlo coincidir con el inicio de las estaciones del año. Así sabremos que cada vez que cambiamos de estación toca cambiar el cepillo. No obstante si previamente al cambio estacional notamos que las cerdas están en mal estado lo debemos cambiar con antelación.

También debemos cambiar el cepillo de dientes si hemos pasado por un constipado, una gripe o una infección de la cavidad oral.

Los microorganismos culpables de estas enfermedades pueden vivir en las cerdas de nuestro cepillo y reactivar la patología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario