El Bruxismo es el hábito de rechinar los dientes de manera inconsciente por culpa de situaciones de nervios o estrés. Es muy común entre la mayoría de la población y afecta a nuestra boca. Las personas que sufren bruxismo rechinan los dientes de lado a lado o de atrás hacía delante o simplemente hacen fuerza la cual cosa perjudica gravemente a la articulación temporo-mandibular, que es la que une la mandíbula al cráneo.

Las causas de este hábito son diversas:

  • Una postura incorrecta
  • Mala posición dental
  • Estrés o ansiedad
  • Malos hábitos de sueño

Este hábito puede aparecer durante el día en situaciones de nervios o durante la noche de manera inconsciente. Al rechinar los dientes provocamos un desgaste o erosión de las zonas triturantes de nuestros dientes y al apretar este desgaste se produce en la zona del diente más cercana a la encía por culpa de una sobrecarga.

Como consecuencia puede aparecer sensibilidad dental o una sobrecarga de la articulación temporo-mandibular.

¿Cómo sé si sufro bruxismo?

Los odontólogos pueden saber si apretamos los dientes por los signos presentados en nuestros dientes, como el desgaste. El bruxismo puede aparecer en una etapa de nuestra vida en la que estemos estresados o en una época de cambios. En cuanto al hábito nocturno muchas veces son las propias parejas las que nos pueden ayudar a saber si por la noche rechinamos los dientes.

¿Qué solución existe?

La férula de descarga o de bruxismo es la solución más efectiva. Es un aparato de resina que colocamos nosotros mismos y que nos hace estar con la articulación en reposo y no permite que nuestros dientes se toquen. Normalmente se utiliza para dormir pero si sabemos que en nuestras rutinas diarias existe alguna que nos estrese o nos haga apretar podemos usarla también de día. Durante el día tenemos que aprender a controlar la fuerza que hacemos en momentos tensos o que nos generan nervios. También podemos realizar ejercicios de relajación o masajes en la zona de la articulación.

Si sufrimos dolor en la articulación debemos evitar alimentos duros o pegajosos, como chicles, que nos hacen masticar más y cargar la articulación.

También debemos valorar colocar ortodoncia para poner nuestros dientes en una posición correcta y favorecer la masticación con el Tratamiento Invisalign.