Es habitual que muchos de los pacientes que acuden a nuestra consulta nos hablen del sangrado de encías que suele aparecer normalmente a la hora del cepillado dental. El sangrado es un signo de alerta de que nuestras encías no están bien y es por eso que hay que tenerlo en cuenta y ponerle solución. Pese a que el sangrado suele aparecer a la hora del cepillado también es posible que las encías sangren cuando comemos o de manera espontánea.

Uno de las principales causas del sangrado es la gingivitis. La gingivitis es una inflamación de las encías que además de sangrado provoca rojez e irritación, e incluso mal aliento. Una gingivitis no tratada puede conllevar enfermedades más graves como la periodontitis, que, a largo plazo, puede comportar la perdida de algunas piezas dentales. Además de los signos mencionados antes la gingivitis puede llegar a provocar que las encías se retraigan debido a la perdida de soporte óseo y dejen expuestas la dentina de los dientes, una capa que al descubierto puede provocar sensibilidad dentalLos signos pueden aumentar en pacientes embarazadas, en diabéticos o en pacientes tratados con ciertos medicamentos. Pese a que al menos un 60% de la población sufre gingivitis o la ha sufrido en algún momento de su vida todavía no somos conscientes de los problemas a los que puede derivar.

Las principales causas que provocan un sangrado en las encías y factores de riesgo son:

  • Mala higiene bucal: Pese a que la mayoría de la población cepilla sus dientes no elimina del todo la placa. Es muy importante tener el hábito de cepillar los dientes después de cada comida y pasar el hilo entre las piezas.
  • El tabaco y el alcohol: Además de aportar bacterias a nuestra boca hacen que las encías se irriten.
  • Sistema inmunitario débil: Enfermedades como el VIH hacen que nuestro sistema inmunitario se debilite y sea más fácil la proliferación de bacterias.
  • El embarazo: Debido a los cambios hormonales nuestras encías pueden sufrir cambios y los signos de la gingivitis se pueden agravar.

 

El sangrado de encías desaparecerá si mantenemos unos buenos cuidados de higiene oral, acudimos a visitas periódicas al dentista para hacer la higiene dental y mantenemos unos buenos hábitos de salud en general. Si tenemos enfermedades como la diabetes es importante tenerlas controladas para no afectar a nuestras encías y a nuestra salud en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario