También conocida como sensibilidad dental. Aparece cuando la capa interna del diente (dentina) queda expuesta. Suele aparecer al desgastar el esmalte o bien por un cepillado agresivo o por el hábito de apretar o rechinar los dientes. También es común en pacientes con problemas periodontales que han perdido soporte óseo y presentan recesión en la encía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario