La carilla es una lámina muy fina de porcelana o composite que se coloca encima de un diente para mejorar su estética (color, forma, posición…). Las de composite se realizan en clínica y su procedimiento es similar al de una caries. Las de porcelana se preparan y colocan el clínica pero se elaboran en el laboratorio. La diferencia entre unas y otras además de su precio es que las de composite pueden variar su color y las de porcelana al no ser porosas no varian su color y son una solución más definitiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario