Es una de las enfermedades más comunes alrededor del mundo. Su origen depende de varios factores. Es la destrucción de los tejidos que forman el diente por culpa de la acumulación de microorganismos. Afecta tanto a dientes definitivos como a dientes de leche.

La caries empieza atacando al esmalte, la capa más superficial del diente, pero si no le ponemos freno puede llegar a la dentina y causar dolor e incluso afectar al nervio. La solución contra la caries es un empaste o reconstrucción que consiste en limpiar el tejido afectado y volver a rellenar la cavidad que ha hecho la caries. Si llega al nervio lo más probable es que debamos realizarnos un tratamiento de conductos o endodoncia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario