En la boca también podemos sufrir cáncer. Es habitual que afecte a la lengua, a los labios e incluso a las mejillas o al paladar. Su sintomatología es variada y va des de llagas hasta inflamación de los ganglios pasando por dolor al tragar o problemas al masticar.

Es importante realizar revisiones periódicas y, si tenemos una llaga que tarda en curar asistir a la consulta médica para descartar que sea una lesión cancerosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario