Son unas piezas que pueden ser metálicas o estéticas de zafiro, porcelana o zirconio que se colocan en los dientes y gracias a unos arcos se consigue el movimiento controlado de los dientes para mejorar la estética y la funcionalidad.

Ha sido uno de los sistemas más usados, sin embargo actualmente se utilizan otras técnicas como el Invisalign, otro sistema de ortodoncia más cómodo y discreto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario