Alveolitis: Es una inflamación que se puede producir tras sacar un diente o muela. Aparece cuando el coagulo que ayuda a cicatrizar la herida no se forma. El coagulo además protege el huso de las bacterias.

Para no sufrir una alveolitis es muy importante seguir las recomendaciones clínicas como no escupir ni enjuagarse o evitar el tabaco. Si se siguen las recomendaciones el coagulo se formará y evitaremos sufrir una alveolitis.

En caso de dolor agudo, fiebre y mal sabor de boca durante los cinco siguientes días a la extracción es importante acudir al dentista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario