La aparatología ortodóncica fija, está constituida por elementos de retención, como los brackets, las bandas, las ligaduras, los elásticos y el adhesivo, que suponen un número mayor de superficies donde quedan retenidos restos de alimentos y placa bacteriana.

Son elementos que dificultan el cepillado dental, lo que favorece el crecimiento de microorganismos sobre la superficie de los dientes. Además se pueden producir cambios en el medio ambiente oral, con el incremento de la concentración bacteriana.

Es imprescindible controlar los factores de riesgo siguiendo una dienta no cariogénica evitando el consumo de carbohidratos, siguiendo unas instrucciones de cepillado y siendo constante tanto con las visitas como con la frecuencia del cepillado.

La higiene oral resulta especialmente complicada de llevar a cabo cerca del margen gingival (punto donde acaba el diente y empieza la encía), en las zonas interproximales (entre dientes), y alrededor de las bandas y los brackets. Por este motivo, éstas son las zonas donde se presentan con más frecuencia las descalcificaciones.

Si la higiene no es adecuada, la acumulación de placa bacteriana puede causar la descalcificación del esmalte y la aparición de lesiones de puntos  blancos, un signo temprano de caries dental.

Las descalcificaciones implican un importante riesgo, que el paciente debe tener en cuenta al considerar la relación beneficio-riesgo del tratamiento, ya que esta situación clínica afecta a los beneficios estéticos conseguidos con el tratamiento ortodóncico y, en algunos casos severos, puede requerir de un tratamiento restaurador y/o cosmético.

La desmineralización del esmalte es una etapa inicial o temprana de diferentes tipos de caries dental que ocurre cuando la placa bacteriana permanece sobre la superficie del diente durante una longitud crítica de tiempo. Al disminuir el pH local a menos de 6,8, los ácidos producidos por las bacterias de la placa bacteriana provocan la disolución de la hidroxiapatita del esmalte y se origina una lesión de mancha blanca (inicio de una caries dental). En los pacientes portadores de Ortodoncia, esta desmineralización se manifiesta clínicamente como manchas blancas (más frecuentemente) o marrones, sobre las superficies vestibulares (por lo general, porque son las más susceptibles) alrededor de los brackets y las bandas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario