Las muelas del juicio conocidas también como cordales o terceros molares suelen salir entre los 17 y los 20 años de edad. Se llaman así porque erupcionan en el momento en el que los jóvenes alcanzan la edad adulta.

Se cree que en el momento en el que salen las muelas del juicio pueden producir dolor, pero no tiene por qué ser así en todos los casos. Sin embargo, en ocasiones, por culpa de su posición en la boca o por falta de espacio pueden ocasionar molestias y en algunos casos problemas algo más graves.

Pese a que sabemos aproximadamente a qué edad salen las muelas del juicio, es posible que en algunos casos aparezcan antes e incluso después, o por el contrario, que no lleguen a aparecer, bien sea porque no se han formado o simplemente porque las muelas del juicio no tienen espacio en la boca.

Es importante ir haciendo revisiones periódicas en nuestro dentista de confianza, y acudir a nuestra clínica dental cuando tenemos certeza de que las muelas del juicio están saliendo para valorar en qué posición se encuentran las piezas y si pueden están afectando al resto de piezas de la boca empujándolas o favoreciendo la acumulación de bacterias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario